nueva camiseta espana 2018

Una apuesta que salió mal y de la que se arrepiente porque, de haber aguantado, hoy sería un delantero más feliz y con mucho protagonismo en un Real Madrid en el que ya no están Zidane ni Cristiano Ronaldo. Históricamente, ha habido una tendencia machista a referirse a las deportistas por el nombre de pila, y no por el apellido o por el nombre y el apellido, furia esp como se hacía habitualmente con ellos.

Publicaciones Similares